Recurrir multa zona azul

¿Te han multado por aparcar en zona azul? En este artículo descubrirás en profundidad cómo puedes recurrir una multa por zona azul.

Aparcar en el centro de la ciudad se ha vuelto una tarea muy complicada porque además de lo difícil que es conseguir una plaza, los costes son elevados y el tiempo es muy reducido.

La zona azul es una zona de estacionamiento de pago presente en el centro de muchas localidades. Una de las primeras ciudades en implementar este sistema fue Madrid, luego otras ciudades como Sevilla y Barcelona siguieron su ejemplo hasta estar prácticamente en todos los rincones del país.

Ten en cuenta que los Ayuntamientos pueden señalizar espacios de estacionamiento con horarios limitados con otras modalidades, es decir, otros colores, así se tiene la zona verde y otras áreas que la municipalidad considere.

Los problemas más habituales en estas zonas de aparcamiento son no tener el ticket que comprueba haber pagado al parquímetro, no colocar el ticket en lugar visible para el agente controlador SER (Servicio de Estacionamiento Regulado) y pasar más tiempo del permitido en el aparcamiento.

Si consideras que la multa de la zona azul impuesta es injusta, te decimos como puedes recurrirla.

¿Cómo recurrir una multa de la zona azul con éxito?

Debido a la gran cantidad de denuncias que colocan los controladores en los coches de quienes aparcan en la zona azul, muchas son incorrectas o totalmente invalidas por lo que puedes recurrirlas con facilidad e incluso tener altas probabilidades de éxito.

En la gran mayoría de las multas de zona azul, si un especialista la revisa encuentra muchos errores en el procedimiento así que es relativamente fácil ganar. Los motivos más comunes son errores en la matricula, en la marca y modelo del coche y en la identificación de las señales.

aparcamiento de coches en zona azul
Vehículos estacionados en zon azul con parquimetro al lado

Lo que debes saber para recurrir multas de la zona azul

Gran cantidad de personas paga las multas por diversas razones como por desconocimiento, por estar apresurados o simplemente para beneficiarse del descuento en el importe de la multa. Sin embargo, también puedes recurrir la denuncia. Esto es lo que debes saber:

Tiempo

Debes presentar tu recurso de alegaciones en los 20 días naturales desde que recibes la notificación formal de la multa. Si pasa el tiempo, no podrás recurrir y solo tendrás que cancelar la multa.

Alegaciones

Tienes que revisar cuidadosamente el faldón de recursos, que es donde se encuentra la información que necesitas para continuar con el proceso. Asegúrate de comprobar que no haya defectos de forma en la denuncia (fecha del hecho, identificación del vehículo o tus datos personales).

Si existe una equivocación, ya tienes un motivo para recurrir y solicitar la invalidez de la sanción.

Envío del recurso

Cuando hayas terminado de redactar el texto de alegaciones para recurrir a la multa de zona azul, te quedan dos opciones para enviarlo: dirigirlo a la dirección postal escrita en el faldón o ir a la oficina de correos que más te convenga, ellos se encargarán de dirigirla al organismo correspondiente.

Es recomendable que tras haber redactado tus recurso, hagas una copia del texto. El día que lo lleves a la oficina de correos, pídeles que te sellen la copia y guárdala como justificante de que presentaste el recurso en el plazo estipulado. Haz lo mismo si decides enviar la documentación a la dirección postal indicada en la denuncia.

¿Son legales las multas de la zona azul?

Existe una gran polémica respecto a si las multas que se colocan por zona azul son legales. Muchísimos conductores, asociaciones y vecinos han hecho lo más que han podido para ilegalizarlas, alegando que es una forma de explotación por empresas privadas (controladores) que no tienen potestad sancionadora.

Uno de los reclamos se debe a que los vecinos residentes en las calles donde está presente la zona azul opinan que no hay suficientes plazas de estacionamientos para los propios habitantes.

Otra de las quejas es que los Ayuntamientos han cedido su gestión a compañías privadas y son ellos quienes imponen las sanciones.

Sin embargo, algunas personas creen que esta práctica tiene muchos elementos del delito: fines de lucro, error de víctima, abono para evitar un mal y la existencia de un perjuicio económico. Además los controladores no tienen presunción de veracidad por lo que carecen de poder sancionador.

Por otro lado, se encuentran quienes defienden que estas multas son legales, pues el trabajador de la zona azul lo único que hace es denunciar un acto, no sancionar.

¿Por qué deberías recurrir una multa de la zona azul?

Las multas de la zona azul suelen deberse a tres razones:

  • No colocar el ticket de estacionamiento.
  • Superar el tiempo máximo permitido de estacionamiento.
  • Poner el ticket de forma que el agente controlador no lo vea.

Es por eso que si eres sancionado por alguno de estos tres motivos, debes considerar los siguientes aspectos.

  1. Lo primero es saber que el papel que encuentras en el limpiaparabrisas de tu vehículo no es una multa, es una simple denuncia. Esto se debe a que los controladores no poseen presunción de veracidad ni poder sancionador, al contrario que por ejemplo, un policía. En este caso tienes dos opciones: abonar 3 euros para anular la “multa” o no hacer nada y esperar para recurrir luego.
  2. El siguiente aspecto a considerar es que las propias líneas de la zona azul no cuentan con poder sancionador. La misma Administración ha encargado su regulación a empresas privadas. Unos días después recibirás una notificación vía correo postal pero ésta no es emitida por la Administración Local, por lo que tampoco debes considerarla una multa.
  3. La multa real de la zona azul la tendrás días después en tu domicilio mediante una notificación certificada con la denuncia formal. Es entonces cuando puedes comenzar el procedimiento para recurrir.

Puedes ampliar esta información y seguir investigando sobre la Ordenanza Reguladora de Aparcamiento.